Red Interamericana de Formación en Gobierno Electrónico (RIF-GE): indagar para compartir.

RESUMENEn una nota anterior (1) delineamos un escenario de necesidades de formación en Gobierno Electrónico y reseñamos las características de la Red Interamericana de Formación en Gobierno Electrónico (RIF-GE) del Colegio de las Américas (COLAM) de la Organización Universitaria Interamericana (OUI). Dicha Red opera con apoyo de la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional (ACDI) con la misión de lograr un aprovechamiento conjunto y sinérgico de las iniciativas y recursos de los países de las Américas en lo relativo a formación en e-Gobierno.En esta nota nos referimos a los procesos de indagación de necesidad, demanda y oferta formativa en e-Gobierno, así como a los de articulación y puesta a disposición del conocimiento sustantivo que se desarrolla a través de la Red. INTRODUCCIÓN En el marco de los modelos de Sociedad de la Información y del Conocimiento, el Gobierno Electrónico (en adelante e-Gobierno) es una poderosa herramienta para promover la gobernabilidad y la gobernanza, a través de su potencial catalizador de una creciente efectividad, transparencia y participación en la gestión pública. La concreción de dicho potencial requiere –más que incorporar tecnologías de información y comunicación (TIC)- plasmar profundos cambios institucionales y culturales que demandan nuevos valores, actitudes, conocimientos y habilidades, trayendo consigo exigentes requerimientos de formación, tanto de los agentes del Estado como de diversos actores sociales. Formar en e-Gobierno significa promover, inducir y acompañar un proceso de construcción genuina de aprendizajes –apropiación de actitudes, conocimientos y habilidades- por parte de los integrantes de los distintos sectores y segmentos de la población de referencia. Con la finalidad de tornar viable y factible la cobertura de ese amplio espectro de requerimientos formativos, y en el marco de un amplio proyecto que gira en torno al eje de la gobernabilidad, surge la Red Interamericana de Formación en Gobierno Electrónico (RIF-GE) con la misión de lograr un aprovechamiento conjunto y sinérgico de las iniciativas y recursos de los países de las Américas en lo relativo a formación en e-Gobierno, de manera que los aportes de cada integrante beneficien al conjunto. 1.- LA FORMACIÓN EN E-GOBIERNO 1.1.- El e-Gobierno como disciplina Dada la anterior enunciación de la misión –o razón de ser- de la RIF-GE, resulta claro que su tecnología central consiste en capturar, procesar, evaluar y compartir datos e información acerca de recursos formativos en e-Gobierno, de manera que puedan ser accedidos y utilizados por quienes los requieran en cada momento. Para referirse a la formación en e–Gobierno, es necesario partir de tres cuestiones articuladas en la constitución del e-Gobierno como disciplina: a) genealogía, b) inserción institucional, y c) campo disciplinario a) Genealogía Los conceptos, discursos y prácticas de las diversas ramas del e-Gobierno exhiben dos grandes vertientes: a) las Ciencias Sociales, particularmente la Administración y la Ciencia Política (ya amalgamadas previamente en la disciplina de la Administración Pública), y b) las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC). La conjunción de las TIC con los aportes provenientes de la Administración resulta, por ejemplo, en ramas como e-Administración, e-Contratación y e-Control. Por otra parte, la conjunción de las TIC con los aportes provenientes de la Ciencia Política resulta en ramas como la e-Ciudadanía, e-Democracia, e-Inclusión, e-Gobernanza, e-Participación, e-Votación, entre otras. La constitución del e-Gobierno como especialidad dentro de la disciplina de la Administración Pública responde simultáneamente a fenómenos de fisión, al diferenciarse de la disciplina madre y tornarse autónoma, y de fusión al amalgamar especialidades superpuestas provenientes de la disciplina madre y de las TIC. b) Inserción institucional La sucesiva diferenciación del e-Gobierno en el plano conceptual se refleja en la faz organizativa a través de “departamentos” con sus propios programas de formación e investigación, redes de comunicación, congresos, publicaciones y categorías bibliográficas En la medida en que el e-Gobierno consolida su entidad disciplinaria dentro de facultades, departamentos e institutos orientados a la ciencia política, la administración pública o las tecnologías, va desarrollando las respectivas orientaciones formativas e indagatorias. La perspectiva de la RIF-GE ubica en un primer plano el papel que desempeñan las instituciones de enseñanza-aprendizaje –universitarias e intraestatales- en la conformación del e-Gobierno como campo de producción y reproducción del conocimiento disciplinario. Respecto del carácter “complejo, ambiguo y polémico” de la relación entre formación e investigación en el ámbito universitario (Clark: 77), la evidencia disponible en materia de e-Gobierno muestra una compatibilidad esencial, dado que –debido a la naturaleza emergente de ese campo- la interrelación entre investigación y formación resulta imprescindible para revisar y actualizar la base de conocimiento que cimienta tanto la formación académica como el entrenamiento profesional. Por su parte, las comunidades ocupacionales y profesionales del e-Gobierno tienden a confluir con las académicas en función de: a) la proximidad e interrelación entre los grupos de referencia, y b) la disposición para aceptar y conjugar la heterogeneidad (identidad, rol, imagen, intereses, focos de atención) sin secesión o disgregación. Dicha confluencia resulta esencial en un campo eminentemente interdisciplinario aún en formación. c) Campo disciplinario En el e-Gobierno hallamos hoy: a) un campo interdisciplinario en ciernes, con un conjunto de conocimientos en proceso de ordenamiento, en una fase “pre-paradigmática” en transición hacia una fase de “paradigma provisional”, y b) un grupo de practicantes, docentes e investigadores que actúan dentro de ese campo. 1.2.- El conocimiento atinente a la formación en e-Gobierno Si bien las competencias asignadas a la RIF-GE alcanzan tanto a la formación profesional como a la académica, su accionar directo se concentra prioritariamente en la formación y desarrollo de funcionarios de las administraciones públicas, junto con la de actores sociales y económicos destinatarios de sus acciones, dado que dicha dupla manifiesta el mayor potencial para contribuir –a través del control social- a la gobernabilidad republicana y democrática. En esta sección procuraremos sintetizar los tipos de conocimiento que deberán desarrollarse en la RIF-GE para contribuir a articular y gestionar la formación en e-Gobierno con una visión prospectiva; es decir, desde la perspectiva de un futuro deseable. a) Conocimiento teleológico (“saber para qué formar“: “know for”): ¿Cuál es la imagen objetivo que sustenta la formación en e-Gobierno? ¿Cuál es la ideología, cuáles son los valores, los paradigmas adoptados y cuáles los estados deseados? ¿Cuál es la cadena de objetivos? ¿Cuáles son los modelos de sociedad, de Estado, de ciudadanía? ¿Existe acuerdo y compromiso de los diversos actores con los fines, paradigmas y modelos propuestos? La imagen objetivo que sustenta el quehacer formativo en la RIF-GE responde a un escenario de gobernabilidad republicana y democrática –cimentado en la conjunción de seguridad jurídica, estabilidad política y cohesión social (Almada López, 87)- en el cual todos los habitantes de los países de América Latina y del Caribe puedan ejercer sus derechos y articular sus intereses. Se postula que ese escenario permitirá encauzar los conflictos, avanzar en la resolución de los problemas sociales y generar capacidades institucionales adecuadas para movilizar constructivamente las energías de las respectivas sociedades (Molina Blandon; Brunelle, Gudiño: 20-21). b) Conocimiento sustantivo (“saber qué”: “know what”): ¿Qué actitudes, conocimientos y capacidades requieren los distintos sectores y segmentos de la población de referencia para cubrir los requerimientos actuales y previsibles en e-Gobierno? ¿Cuál es el estado de partida con relación a la formación en e-Gobierno? ¿Cuáles son las posibles perspectivas y ejes conceptuales para la formación? ¿Qué variables contextuales condicionan la formación? ¿Cuáles son las necesidades detectadas? ¿Cuáles son las demandas y expectativas manifiestas y latentes? ¿Cuáles son las ofertas de formación disponibles? ¿Qué factores condicionan la viabilidad, factibilidad, eficacia y efectividad de las acciones formativas? ¿Qué recursos están disponibles? c) Conocimiento estratégico (”saber cómo llegar”: “strategic know how”) ¿Cuál son las estrategias y los planes de formación? ¿Cuáles son los actores y sus intereses? ¿Cuáles son las oportunidades y los riesgos que afrontan los proyectos formativos? ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de los proyectos y actores? ¿Cómo se prevé aprovechar las oportunidades y atenuar los riesgos? ¿Cómo se prevé potenciar las fortalezas y superar las debilidades? ¿Cómo se incentivará el compromiso y se garantizará la participación de los actores claves? Dentro de esta categoría pueden incluirse, asimismo, los siguientes tipos de conocimiento: i) de prioridades (“saber dónde”: “know where”), ii) de oportunidad (“saber cuándo”: “know when”), y iii) de adaptación (“saber adecuarse a eventuales contingencias“:”what if?”, “adaptive skills”). d) Conocimiento praxeológico (”saber cómo operar”: “operational know how”) ¿Cuáles son los modelos pedagógicos? ¿Cuáles son las metodologías? ¿Cuáles son las normas, esquemas, guiones y rutinas adecuados para cada escenario formativo? ¿Cuáles son las pautas organizativas de los procesos? ¿Cómo se determinan las necesidades? ¿Cómo se atienden e interpretan las demandas? ¿Cómo se diseñan las propuestas? ¿Cómo se seleccionan los contenidos y las modalidades? e) Conocimiento causal-procesal (”saber por qué”: “know why”) ¿Cuáles son los fundamentos de los contenidos, procesos y prácticas formativas? ¿Cuáles son las buenas prácticas y por qué? ¿Cuáles son las cadenas causa-efecto que sustentan la previsión de lograr los resultados previstos con las acciones formativas programadas? ¿En qué evidencias (precedentes, casos) se sustenta la plausibilidad de las propuestas? ¿Qué factores de vulnerabilidad podrían afectarlas? ¿Cómo se las monitorea y evalúa? ¿Cómo se promueve la concreción y aplicación de los aprendizajes emergentes del monitoreo y la evaluación? f) Conocimiento de actores (“saber quiénes”: “know who”): ¿Quiénes son los sujetos de la formación? ¿Cuáles son sus necesidades, motivaciones, demandas y expectativas? ¿Cuáles son sus fortalezas, limitaciones y sesgos? ¿Quiénes sustentarán los procesos de formación? ¿Cuáles son los actores relevantes para viabilizar iniciativas? ¿Con quiénes asociarse? ¿Quiénes son los expertos en los distintos aspectos de la formación? ¿Quiénes exhiben propuestas de formación? ¿Cuáles son sus antecedentes y trayectorias? 2.- LOS PROCESOS DE INDAGACIÓN En esta sección se desarrollan las pautas conceptuales, metodológicas y operativas de los procesos de indagación de la RIF-GE acerca de las necesidades, demandas y ofertas formativas en las comunidades que integran su población de referencia. Para la realización de las referidas indagaciones se procura aprovechar, en la mayor medida posible, los recursos informativos y las bases de datos ya disponibles en la región y en el continente. 2.1.- Necesidades de Formación 2.1.1.- Concepto Se denomina necesidades de formación a la especificación precisa de las insuficiencias o carencias -de actitudes, conocimientos y habilidades- que exhibe una persona para desempeñar una función o realizar una labor que le compete, suponiendo que dichas limitaciones pueden superarse a través de procesos de formación. Dentro del sector público, las necesidades de formación en e-Gobierno se exteriorizan cuando determinados agentes exhiben conocimientos o conductas distantes de los que deberían manifestar en función de las políticas, planes y programas de e-Gobierno vigentes en sus ámbitos de actuación. Las necesidades de formación son detectadas, ponderadas y formuladas por expertos, con base en un conjunto de datos primarios y secundarios, pudiendo o no exhibir correspondencia con las percibidas por los sujetos a los cuales se refieren. 2.1.2.- Indagación de necesidades de formación Con el objeto de sentar las bases para el diseño de propuestas formativas, la Coordinación Académica, junto con los integrantes del Equipo de Trabajo de la RIF-GE, desarrollan el proceso de indagación de necesidades de formación en e-Gobierno de acuerdo con las pautas que se señalan seguidamente, a) Propósito La indagación de necesidades de formación en e-Gobierno tiene el propósito de conocer las insuficiencias o carencias halladas en la población de referencia, con especificación de: a) actitudes, conocimientos y habilidades requeridos en el presente y en el corto plazo, y b) prioridades en términos de categorías temáticas y de poblaciones a formar. b) Producto de la indagación El producto de la indagación consiste en un informe conteniendo: a) datos acerca de prioridades, niveles jerárquicos, poblaciones y temas a abordar en el programa de formación, b) una síntesis de información cualitativa emergente de opiniones y juicios acerca de necesidades de formación, c) recomendaciones sobre acciones de formación, con especificación de temas, duración y opciones de costo, y d) una propuesta de plan de trabajo especificando etapas, puntos de control, tiempos y costos del proceso. c) Cobertura y alcance Se denomina cobertura a la amplitud de la muestra de instituciones, niveles jerárquicos y funciones que comprende la indagación. En el proyecto piloto se adoptan los niveles directivos y departamentales de dependencias de las administraciones nacional, estadual o provincial y local. En la reunión fundacional de la RIF-GE (Washington DC, abril 2004), se coincidió -por unanimidad- en la prioridad de cubrir dichos niveles, dado que en ellos se definen comúnmente las iniciativas y los programas de e-Gobierno. El alcance se refiere al rango de necesidades por incluir en la indagación. El alcance del proyecto piloto inicial permitirá obtener una apreciación preliminar de las necesidades en términos de: i.- factores a relevar: actitudes, conocimientos, habilidades. ii.- horizonte temporal: inmediatas y de corto plazo. iii.- ponderación estratégica: “reactivas” (déficit corrientes) y “preactivas” (desafíos previsibles en el corto plazo). d) Componentes y fuentes La indagación de necesidades de formación en e-Gobierno se realiza, para cada país y ámbito jurisdiccional pertinente, a través de dos subprocesos: i) el estudio interno con integrantes del Equipo de Trabajo de la RIF-GE), y ii) la indagación de campo. i.- Estudio interno El estudio interno se desarrolla a través del análisis, por parte de los integrantes del Equipo de Trabajo de la RIF-GE, de documentación acerca de la visión, las políticas, los programas y las prioridades gubernamentales expresas en cada caso. Una fuente básica para tales formulaciones reside en el sitio del CLAD “El gobierno electrónico como medio para acercar el Estado a la ciudadanía”, sección “Políticas, estrategias, planes, programas y marco legal de e-Gobierno“ (por país): http://www.clad.org.ve/siare/innotend/gobelec/gobelec.html. Con base en las referidas formulaciones, los integrantes del Equipo de Trabajo disponen comúnmente de un marco estratégico “oficial” para ponderar las necesidades formativas en e-Gobierno de los integrantes de los niveles directivos y departamentales de dependencias de las administraciones nacional, estadual o provincial y local. ii.- Indagación de campo Para la indagación de campo se utilizan, sucesivamente, dos tipos de técnicas: entrevista y encuesta. La entrevista tiene el propósito de obtener elementos de juicio para construir la encuesta de necesidades de formación y para diseñar la estrategia general de los programas de formación. Se realiza a funcionarios y expertos de países de América Latina con perspectiva y experiencia en la formación en e-Gobierno. En el Proyecto Piloto la entrevista se realiza con modalidad virtual, a través de preguntas disparadoras que permitan a los entrevistados delinear sus propios marcos de referencia y expresar libremente sus juicios y opiniones acerca de las necesidades de formación en e-Gobierno de los niveles directivos y departamentales de dependencias de las administraciones nacional, estadual y local. La encuesta se diseña dentro del marco de referencia establecido a partir de las entrevistas, y es validada a través de pruebas previas al uso en campo. Se aplica a muestras de funcionarios de dirección o de jefatura departamental en dependencias de administraciones nacionales, estaduales o provinciales y locales de países de América Latina. Es auto-administrada y contiene una discriminación de categorías de conocimientos y habilidades, de manera que quienes respondan indiquen el grado de prioridad de cada categoría. Los formularios se remiten por correo electrónico y se reciben respondidos por la misma vía en una casilla específica, donde quedan registrados y almacenados para preservar la trazabilidad de los datos y del proceso de análisis. 2.2.- Demandas de Formación Se denomina demandas de formación a los requerimientos formulados por los distintos “clientes” de la formación en e-Gobierno, como categoría que comprende a los propios integrantes de la población de referencia (directores y jefes departamentales), sus superiores jerárquicos institucionales, sus subordinados, las dependencias a cargo de la coordinación del e-Gobierno en los ámbitos territoriales pertinentes (nacional, estadual o provincial, local), las respectivas comunidades, los organismos donantes y de financiamiento de proyectos, los proveedores de hardware, software y servicios de información y comunicaciones, las entidades civiles y empresarias aliadas o asociadas, entre otros actores. En general, la legitimidad de las instancias de formación ante los distintos actores (“clientes”) está condicionada por la medida en que aquéllas exhiban capacidad para responder a las demandas de éstos. Dada la complejidad que implica indagar las demandas, y más aún las expectativas y aspiraciones, de los diversos actores, se optó por acotar la indagación a los requerimientos formulados de manera explícita (mediante solicitud o inscripción) por los propios integrantes de la población de referencia, o bien por directivas o mandatos documentados de organismos públicos. Las demandas pueden o no exhibir correspondencia entre sí y con relación a las necesidades formuladas por los expertos. Para indagar las demandas de formación en e-Gobierno, se realizan encuestas a departamentos de capacitación de organismos de la administración pública, a instituciones universitarias y a ONGs con programas de formación en administración pública, así como a sindicatos del sector público nacional, estadual, provincial o local de los distintos países. Los resultados de la indagación de las demandas se confrontan con los de la indagación de necesidades, para determinar las estrategias formativas y los cursos pertinentes en cada ámbito. 2.3.- Ofertas de Formación Se denomina ofertas de formación a las propuestas de actividades formativas lanzadas y difundidas por organismos públicos, escuelas de formación en administración pública, instituciones universitarias, sindicatos del sector público, ONGs e instituciones privadas. Las ofertas de formación pueden o no exhibir correspondencia con las necesidades formuladas por los expertos y con las demandas de los integrantes de las poblaciones de referencia. Para la indagación y catalogación de ofertas de formación en e-Gobierno, la RIF-GE utiliza como fuente central de referencia la base de datos "Actividades de Formación e Investigación en Asuntos Públicos” del Centro Latinoamericano de Administración parta el Desarrollo (CLAD), a la cual puede accederse a través del sitio “El gobierno electrónico como medio para acercar el Estado a la ciudadanía” enlace “Ofertas de Formación en Gobierno Electrónico“, mediante búsquedas basadas en el descriptor “administración electrónica” http://www.clad.org.ve/siare/innotend/gobelec/gobelec.html Paralelamente, la RIF-GE contribuye a la integridad y actualización de dicha base de datos solicitando a las instituciones oferentes de formación en e-Gobierno que ingresen y actualicen los datos pertinentes en el referido reservorio. Con la finalidad de obtener registros adecuados para análisis comparativos, se realiza una indagación en profundidad de cada una de las ofertas, a través de los respectivos sitios web y de consultas a los responsables de las actividades registradas. El producto de la indagación consiste en un catálogo de ofertas de formación profesional y universitaria en e-Gobierno, con las siguientes dimensiones: a) Repertorio y características de las actividades vigentes y ofrecidas regularmente, con detalle de programas, modalidades, requisitos, certificación, bibliografía y consignas de proyectos o pasantías. b) Características del cuerpo docente y de tutoría: integrantes, perfil académico, dedicación y capacitación interna c) Vínculos con otras instituciones. 3.- GOBERNABILIDAD Y GOBERNANZA EN LA RIF-GE La relevancia del e-Gobierno, como herramienta para el desarrollo de la gobernabilidad republicana y democrática, fue señalada en la Declaración de Conectividad de la Tercera Cumbre de las Américas (Québec, Canadá; 2001), destacada en la Declaración de Nuevo León de la Cumbre Extraordinaria de las Américas (Monterrey, México; 2004), y reafirmada en la Cuarta Cumbre de las Américas (Mar del Plata; Argentina; 2005). Asimismo, se puso de manifiesto en sucesivas sesiones plenarias de la Asamblea General de la OEA, habiendo recibido particular énfasis en la declaración de Santo Domingo en junio de 2006. Las referidas declaraciones señalan nítidamente los mandatos y compromisos de los gobiernos de las Américas con relación al e-Gobierno y la significación de las acciones formativas en la materia. En ese marco, se procura plasmar en la RIF-GE un estilo de gestión y una forma de trabajo sustentada en las siguientes premisas centrales: a) Impulsar y promover una formación en e-Gobierno que contribuya al fortalecimiento de la gobernabilidad republicana y democrática como forma de vida en todos los países de las Américas. Ello se concretará mediante la inducción de valores y la provisión de herramientas favorecedoras de la estabilidad político-institucional, del estado de derecho y la seguridad jurídica, la división y equilibrio de poderes, la inclusión y cohesión social, el pluralismo, el diálogo y la concertación, la participación ciudadana, el respeto de los derechos humanos, la transparencia y la lucha contra la corrupción y la impunidad. (Molina Blandon; Brunelle, Gudiño: 34). b) Inducir y concretar una práctica cotidiana de la gobernabilidad en cada una de las dimensiones, procesos, productos y resultados de la Red, con base en los principios de horizontalidad, planeamiento concertado, conocimiento fundado en la investigación empírica, armonización, transparencia, apertura y fortalecimiento de la participación, auto-evaluación, evaluación y rendición de cuentas Las demás premisas que sustentan la gestión de la RIF-GE fueron ya expuestas en nuestra nota anterior (1). En próximas notas continuaremos difundiendo los métodos y criterios aplicados en cada uno de los procesos de la RIF-GE, de manera que resulten transparentes para todos los interesados. Referencias (*) Coordinador Académico del Proyecto Piloto de la RIF-GE. (1) Tesoro, José Luis.: “Red Interamericana de Formación en Gobierno Electrónico: objetivos y fundamentos”, Directorio del Estado, 10/02/2007. - Almada López, Carlos (2000): “Gobernabilidad y políticas públicas”, Revista Temas de Administración Pública, Año 3, Número Especial, Instituto de Administración Pública de Michoacán, A.C., Morelia, Michoacán (México), pp. 87-95. http://www.forogobernabilidad2007.org.mx/ftos%20y%20act/2001/Memoria.pdf - Clark, Burton R. (2000): “Las universidades modernas: espacios de investigación y docencia”, Univertopía: para pensar una nueva universidad, Publicación de la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de La Plata, Año 1 Nº 1, Mar. 2000, pp. 75-88.. - Molina Blandon, Yalina; Brunelle, Dorval (dir), Gudiño, Patricia (dir) (2007): Desarrollo de Programas Interamericanos sobre Gobernabilidad: Informe preliminar sobre la gobernabilidad en las Américas, Colegio de las Américas (COLAM), Organización Universitaria Interamericana (OUI), Feb.